Tarot Evolutivo : ¿qué es?

Tarot Evolutivo : ¿qué es?

Muchas veces, hemos oído hablar del Tarot y de las diferentes lecturas que podemos conseguir de este. Pero, lo cierto, es que a medida que vamos ampliando los conocimientos en este campo, encontramos nuevas formas de ver las lecturas y las interpretaciones. En este caso, os queremos hablar del Tarot Evolutivo. Os contamos qué es y como lo podéis usar en vuestro favor.

Conociendo el Tarot: el Tarot Evolutivo

El Tarot Evolutivo es un tipo de Tarot con el que se utilizan las lecturas con el fin de poder entender mejor a la persona y hacer que nos conozcamos mejor a nosotros mismos. De hecho, es una lectura terapéutica en la que se pretende analizar la persona; se pretende buscar los problemas internos que hay y solucionarlos sobre una base segura. Es una forma de ver lo que hay en nuestro interior, en nuestro lado inconsciente y, por ende que nos cuesta más de ver.

Además, nos permite solucionar los conflictos que tengamos y buscar la mejor solución. Nos permite desarrollar nuestro autoconocimiento y evolucionar nuestra consciencia.

Cómo es una lectura del Tarot Evolutivo

El tarot Evolutivo funciona diferente al Tarot de toda la vida. No es una lectura en la que se vea el futuro, sino que solo se usan las cartas para poder conocer los conflictos y todo lo que hay en el interior de la persona.

De este modo, es necesario que haya una buena relación entre la persona que consulta y el profesional. Se debe hacer en un espacio cómodo y con tiempo. No es una consulta exprés en la que vayamos a saber una verdad absoluta o bien en la que vayamos a conocer el futuro. Es un Tarot que tiene la finalidad de mejorar el futuro a través de la mejora de la persona.

Serenidad y fe

Lo más necesario para aprovechar al máximo esta lectura es, precisamente, al predisposición que tengamos hacia ella. Debemos presentarnos ante el tarotista con la máxima confianza. Estos profesionales sabrán darnos el tiempo que necesitemos para abrirnos y nos escucharán. Pero, lo más importante es que, salga lo que salga en la lectura, tengamos las ideas claras y que tengamos fe y seamos abiertos a aceptar esta información.

Es posible, también, que en función de la forma de ser de cada persona y de la personalidad, las lecturas se deban hacer en dos sesiones. Hay unas personalidades más complejas que otras y esto es algo que también se debe tener muy en cuenta.

No hay verdad absoluta

En esta lectura, no hay una verdad absoluta. Como hemos dicho, esta lectura es para conocernos bien y no para conocer el futuro. Si creemos que una interpretación está mal hecha, no debemos alejarla sin más. El tarotista nos dice lo que ve y, posiblemente, si buscamos en nuestro interior, veremos que estos rasgos, conflictos o potenciales están allí, aunque estén latentes.

La máxima finalidad de estas lecturas pasa a ser la persona y no el futuro en sí, sino una forma de conocernos mejor y tener un mejor futuro y una mejor vida.

Compartir este post