¿Qué es el Satanismo?

¿Qué es el Satanismo?

Seguro que, en más de una ocasión, has oído hablar del Satanismo y de lo que este representa. Pero, también estamos de lo más seguros que no sabes bien a qué hace referencia ni de donde se originó el nombre y el culto. Para que puedas saber más sobre el Satanismo, te hemos preparado un post en el que vas a descubrirlo todo sobre esta creencia.

Satanismo: culto a Satán

El Satanismo hace referencia a unas creencias y fenómenos sociales en los que se alaba la figura de Satán. Pese a que no se puede decir que sea una “creencia” estandarizada y con unos únicos fundamentos, como es el Cristianismo, lo cierto es que tiene más seguidores de los que nos podemos llegar a imaginar.

Satán es conocido como “el ángel caído”. En su momento, este fue desterrado del Cielo y del Paraíso y fue enviado a vivir entre los hombres, algo que nunca acepto. Desde este momento, Satán ha pasado a recibir una gran cantidad de nombres diferentes, pero todos y cada uno de ellos hacen referencia a la entidad contraria a Jesús y, por ende, extremadamente nocivo para aquellos que hagan tratos con él.

Satanismo: variedad de creencias

Al igual que sucede en muchas religiones y variedades de estas, el Satanismo no es un ente donde todo se rija del mismo modo. El Satanismo antes de los  60 estaba bastante más unificado de lo que lo está en la actualidad. De hecho, a partir de los años 60, los grupos modernos satánicos son muy diversos. Pero, lo cierto es que hay dos tendencias o corrientes muy marcadas que son las que rigen todo el resto; sobre las que se fundamentan.

Por un lado, tenemos el Satanismo tradicional o teísta. Y, por el otro, tenemos el Satanismo ateo. En el Satanismo tradicional, los creyentes siempre ven a Satán como un dios supernatural. Es decir, lo mismo en esencia que Dios, pero con intenciones mucho más oscuras. Por el otro lado, los satánicos ateos, se consideran completamente ateos, por lo que ven a Satán como un simple símbolo de los rasgos que compartimos los seres humanos.

Dentro del Satanismo teísta, también hay dos corrientes muy marcadas, de las que os vamos a hablar ahora mismo.

El Luciferismo

Dentro de esta tendencia, podemos ver que este término es usado en diversas tradiciones ocultistas y religiosas. En ellas, Lucifer aparece como una figura simbólica de conocimiento oculto. Es una fuerza que nos puede dar lo que no conseguimos creyendo en otras fuerzas, pero siempre a un precio que no todos pueden o deberían pensar en pagar.

Paladistas

Paladistas hace referencia a la sociedad del Satanismo teísta. También reciben este nombre las personas que pertenecen a ella.  Este término está vinculado con el Luciferismo y hace referencia al conocimiento y a la sabiduría.

Por último, debemos decir que hay una variedad del Satanismo conocida como el Satanismo informal o adolescente. Normalmente, los jóvenes que “creen” en el Satanismo suelen buscar solo algo nuevo, algo diferente. Es lo que marca un límite a su personalidad y a su forma de ser. De todos modos, estos adolescentes evolucionarán, aunque no se puede predecir hacia qué lado evolucionarán. Ni tan solo se puede decir si continuarán creyendo en algo o serán ateos en todo lo relacionado con las religiones y los dioses.

Compartir este post